BLOG

Entérate de lo último en fuegos artificiales en nuestro blog de noticias

Detrás de un espectáculo de fuegos artificiales

No hay festejo popular que no cuente con un espectáculo de fuegos artificiales,capaz de aglutinar y fascinar a personas de todas las edades y gustos durante unos minutos de estallidos, de luces y figuras imposibles salpicadas sobre el negro de la noche, de silbidos seguidos de sacudidas ensordecedoras. El proceso comienza con la coreografía. Aunque el tiempo necesario para el diseño es una labor que viene marcada por variantes como presupuesto, lugar de lanzamiento o si es piromusical; un espectáculo simple conllevaría un trabajo de diseño de unas dos horas. A ello hay que sumarle el montaje, que requiere entre seis y nueve operarios y unas veinticuatro horas. Se trata de un duro trabajo manual que pasa desapercibido para el espectador y que, sin embargo, es determinante en el éxito del espectáculo. Más allá de la coreografía o el montaje, el secreto mejor guardado de Elite es el listado de fórmulas para dar color a los fuegos. A pesar de no poder revelar estos rituales inconfesables, su director comercial explica que “la composición es igual a la suma de tres elementos: oxidante, reductor y aditivo, una base sobre la que trabajan para lograr diversas tonalidades añadiendo compuestos como el titanio, nitrato de bario, estroncio o zirconio”.
Abrir chat